Cómo congelar y descongelar los alimentos, presentación:

 Me gustaría hablarte de una serie creada por Hipercor que he descubierto hace poco y que es de lo más interesante. Se llama Rodríguez al cuadrado y está creada para ayudar en su día a día a todos los que se les resisten las tareas del hogar.

El personaje protagonista de la serie, Rodríguez, es un chico joven que vive solo, y que de una manera muy amena y divertida proporciona trucos, recetas de cocina y consejos muy útiles para rescatar a todas esas personas que no son nada diestras con las labores de la casa, entre los que podemos incluir a los “Rodríguez” y que por regla general no saben absolutamente nada de tareas domésticas, como cocinar, limpiar, ordenar… en fin, el día a día de una casa.

Con la ayuda de Rodríguez, para todas estas personas desenvolverse en la casa será coser y cantar. Y aunque pienses que tienes las labores del hogar controladas no dejes de ver la serie, ya que seguro que te enseña algo que no conocías, por ejemplo, échale un ojo al este vídeo y seguro que descubrirás nuevos trucos para congelar y descongelar los alimentos:

Probablemente nunca te hayas planteado nada de esto y ahora te de qué pensar… No te preocupes, que todas estas preguntas y más las vamos a contestar en un momento. Por cierto, una curiosidad, ¿sabías que los esquimales fueron los primeros en darle importancia al frío para congelar los alimentos? Porque será…

Para comenzar vamos a tratar la congelación. Es fundamental que te hagas con un buen repertorio de tápers de diferentes tamaños para así poder congelar distintas cantidades. Te aconsejo que sean transparentes, para poder ver bien su contenido una vez congelado. En estos puedes guardar comida que ya está hecha, por ejemplo lentejas, guisos, carne en salsa,… Eso sí, fundamental que la comida que vayas a congelar esté totalmente fría.

También te aconsejo el papel film o las bolsitas de congelación. Estas últimas las suelo usar bastante, sobre todo con la carne o el pescado. A mí me gusta comprar la carne en cantidad y la divido en porciones, dependiendo de la comida en la que vaya a ser utilizada y de la cantidad de raciones. Luego guardo estas porciones en bolsitas de congelación o envueltas en papel film y al congelador. No congeles todo de golpe porque si luego solo vas a usar una parte te ves obligado a descongelarlo todo y eso es perjudicial para lo que no vaya a ser usado.

Los alimentos frescos, como carnes y pescados deben ir guardados en la parte más alta del congelador, porque es la zona que congela más rápido y así no da tiempo a que estos alimentos pierdan sus propiedades.Cómo congelar y descongelar los alimentos

Ten mucha precaución con los líquidos. Ya sabemos que los líquidos, cuando se transforman en sólidos se expanden, así que si vas a congelar líquidos procura que donde los guardes, haya suficiente espacio libre.

Antes te comenté que los tápers transparentes son la mejor opción para identificar los alimentos. A pesar de eso, una vez congelados los alimentos se parecen mucho y es difícil identificarlos. Por eso te aconsejo que les pongas etiquetas con el nombre del contenido, tanto a los tápers como a las bolsitas de congelación o papel film. Así ahorras tiempo en tener que estar revisando uno por uno.

Ya hemos aprendido bastantes cosas sobre congelación, vamos ahora con la descongelación. Para descongelar los alimentos es recomendable meterlos en el frigorífico. No lo hagas dejándolos a temperatura ambiente porque entonces se rompe la cadena de conservación del alimento. También puedes usar el microondas, pero controlando mucho los tiempos para evitar que nuestro alimento acabe convertido en un chicle, o todo lo contrario.

También hay alimentos que nunca deben ser congelados, y te voy a explicar porqué. Los huevos enteros nunca se deben de congelar, ya que aplicando la teoría de los líquidos, un huevo en el congelador estallaría. El queso tampoco se debe congelar, ya que se vuelve arenoso. Qué desagradable, ¿verdad? Hay que tener precaución con algunas cremas o salsas, ya que al ser congeladas se cortan. Nunca congeles patatas, porque al ser posteriormente descongeladas la fécula se deshace, así que imagínate, nos quedamos sin patatas.

Espero que este post sobre cómo congelar y descongelar los alimentos te haya gustado y, sobre todo, te sirva de ayuda. Si haces clic en el siguiente enlace https://www.hipercor.es/descubre/descubre/rodriguez-al-cuadrado podrás ver vídeos muy interesantes y divertidos ofrecidos por Hipercor a través de su serie de YouTube “Rodríguez al cuadrado”, al cuál te recomiendo que te suscribas, donde se ofrecen consejos que nos pueden servir para el día a día, como por ejemplo sobre cómo organizar una cena infantil, cómo combatir los excesos navideños, comidas saludables para matar el gusanillo o consejos para combatir un resfriado. Todas las semanas hay un vídeo nuevo, así que todas las semanas tendremos algo nuevo que aprender.Cómo congelar y descongelar los alimentos