Patatas con espinacas al ajillo, presentación:

Mucho he tardado en presentarte este plato, y eso que lo suelo hacer con bastante frecuencia en casa. Siempre suelo tener espinacas en el congelador porque me resultan muy socorridas para muchos platos, o para comerlas simplemente cocidas con un chorrito de aceite de oliva y sal para cenar, por ejemplo.

Este plato suelo hacerlo muchas veces cuando no sé que hacer de almorzar o cuando he llegado a casa con el tiempo muy justo y no puedo entretenerme mucho cocinando. Así que ya sabes, con unos ingredientes muy simples y básicos tendrás un plato sencillo y lleno de propiedades saludables.

Si te gustan las verduras, esta receta te puede gustar: sopa de coliflor para dieta.

La receta en vídeo:

Añadir a Favoritos