Crema de calabacín con quesitos, presentación:

Crema de calabacín con quesitos. Esta crema se puede consumir en cualquier estación del año. Se puede comer tanto caliente, como fría, lo que la hace perfecta tanto para los días más fríos de invierno, como para los días más calurosos de verano.

Para darle un sabor más intenso a la crema, he optado por sofreír un poco sus ingredientes. De esta manera conseguimos que tenga más sabor. Es una alternativa un poco más calórica comparada con la otra opción, cociendo directamente sus ingredientes, pero merece la pena.

Y si te gustan las cremas con bastante sabor, no te pierdas esta otra crema de zanahorias y naranja con jengibre. Aparte de ser rica en vitaminas, tiene un sabor muy, muy especial.

La receta en vídeo:

Añadir a Favoritos