Pimientos rojos para guarnición, presentación:

Estos pimientos rojos para guarnición son una delicia y son un perfecto acompañamiento para carnes o pescados. Los puedes sustituir por las patatas fritas sin problemas, dando como resultado una guarnición más saludable.

Hay noches que para cenar los pongo en biscotes con un trozo de queso tierno o curado. Te aseguro que está riquísimo. El aceite de oliva en el que quedan impregnados los pimientos resbala por el queso y el biscote y es una delicia. El queso crema le va bien, pero yo prefiero el queso de toda la vida, que tiene más sabor. Lo puedes servir en biscotes, barquetas, bolavents,… También los puedes comer solos, para matar el gusanillo. Eso hago yo cuando tengo apetito. Los tengo guardados en el frigorífico y de vez en cuando voy a hacerles una «visita».

Te voy a sugerir una receta sencilla y que también queda genial como picoteo: bastones de berenjena con salsa de yogur.

Añadir a Favoritos